Blog del párroco
Itinerario diocesano de renovación 
viernes, enero 14, 2011, 03:15 PM - Noticias
INVITACION A PATICIPAR EN
EL ITINERARIO DIOCESANO DE RENOVACION (ITR)

El Sr. Arzobispo ha invitado a todos los cristianos y no cristianos de la Diócesis de Valencia en el Itinerario Diocesano de Renovación.

Para ello, hay que formar parte de unos grupos, de unas doce personas, que reflexionarán sobre unos textos de la Palabra de Dios ofrecidos en un temario dado y que compartirán el resultado de su reflexión. Los grupos pueden constituirse por los mismos participantes o por la parroquia, para quienes quieran participar desde ella. Serán moderados por uno de los miembros. Cada grupo determinará lugar y hora de reunión. Las dependencias de la parroquia están disponibles.

El grupo organizador facilitará los materiales, con cinco temas para lo que queda de curso. Toda la Diócesis iniciará este camino el miércoles de ceniza.

Podéis invitar y animar a participar a familiares, amigos y conocidos que estén necesitando dar un impulso a su vida personal.

Los datos de los participantes los podéis entregar en la parroquia

( 397 visualizaciones )
RELACIÓN DE BAUTIZADOS EN EL 2010 EN LA PARROQUIA DE NTRA. SRA. DEL REMEDIO 
sábado, enero 8, 2011, 09:22 AM - Otros
RELACIÓN DE BAUTIZADOS
EN LA PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DEL REMEDIO DE VALENCIA DURANTE EL AÑO 2010

1.Alfonso Aguirre Miralles,Hijo de Ignacio y Silvia
2.Vicente Albert Cobacho, hijo de Vicente y Susana
3.Carlos Armiñana Mediavilla,hijo de Álvaro y Mªde los Ángeles
4.María Baños Hervás, hija de Jorge y Esther
5.José Bellmont Chamorro, hijo de José y Ana María
6.Salomé Biforcos Corell, hija de Ramón y Salomé
7.Valentina Bordils Félix, hija de Pablo y Aurora
8.Ignacio Calabuig González,hijo de Ignacio yMaría
9.Cayetana Calatayud Pérez de los Cobos, hija de José y Almudena
10.Luís Cañellas Lleó, hijo de Luís y Rocío
11.Claudia Cervera Ferrer, hija de Pascual y Gloria
12.Aitana Chamorro Lanzuela, hija de Javier y Mª Amparo
13.Carlota Chasan Diago, hija de Álvaro y Mª Jesús
14.María Cuevas Herrero, hija de Raúl y Mª Amparo
15.Javier Delgado Gisbert, hijo de Antonio y Julia
16.Noelia Flores Castro, hija de William Flavio y Zoila Noemí
17.Álvaro Gaja Ribes, hijo de Pau y Blanca
18.Aitana García Céspedes, hija de Rubén Darío y Eliane
19.Alejandra Gómez Collado, hija de Agustín y Alexandra
20.León Ibáñez Ballester, hijo de Fernando e Isabel
21.Sol Fernández Ballester, hija de Fernando e Isabel
22.Eva Ibáñez Granell, hija de Carlos y Eva
23.Marta Ibáñez Granell, hija de Carlos y Eva
24.Martina Ivorra Moya, hija de Tomás y Cristina
25.Hugo Lozano Giner, hijo de Jesús y Mª Isabel
26.Eva Magraner Pla, hija de Carlos y Esther
27.Alejandra Minguez Mas, hija de Wenceslao y Esther
28.Isabella Muñoz Ballester, hija de Joaquín y Nuria
29.Víctor Palmero Navarro, hijo de Sergio y Mª Asunción
30.Rafael Pérez-Marsá Aparicio, hijo de Joaquín y María
31.María Pérez-Marsá Tramoyeres, hija de Enrique y María
32.Ignacio Plaza Viciano, hijo de José Vicente y Ana
33.Lucía Rentero Senent hija de Ramón y Marta
34.Lola Roger Baños, hija de Gerardo y Paz
35.Gonzalo Ruiz Tomás, hijo de Juan Francisco y Mª del Mar
36.Lucía Sauquillo Soriano, hija de Rafael y María
37.Pedro Pablo Sanchis Marqués, hijo de Pedro Pablo y Amelia
38.Marta Serra Navarro, hija de Francisco Javier y Mª Victoria
39.Carlos Simón Sánchez, hijo de Luís y Sandra
40.Carolina Theron Ortiz-Bau, hija de Cedric y Patricia
41.Gonzalo Visier Rivaya, hijo de Javier y Belén
42.Mateo Zamorano Vilar, hijo de Ernesto y Silvia


Niños: 18
Niñas: 24

Enhora –buena a los padres y familiares. Que el Señor os bendiga en vuestro matrimonio, en el trabajo y en la salud para poderlos criar y educar cristianamente.

( 601 visualizaciones )
FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR (9 de enero de 2011) 
viernes, enero 7, 2011, 06:29 AM - Comentarios a las Lecturas
FIESTA DEL BAUTISMO DEL SEÑOR (9 de enero 2011)

1ª Lectura. Isaías 42,1-7: Mirad a mi siervo a quien prefiero.

Salmo 28. El Señor bendice a su pueblo con la paz.

2ª Lectura. Hechos de los Apóstoles 10, 34-38. Dios ungió a Jesús con la fuerza del Espíritu Santo.

Evangelio. Mateo 3, 13-17. Apenas se bautizó Jesús, vió que el Espíritu de Dios bajaba sobre él.

Hoy acaba el ciclo de Navidad.
Nos sorprende que hace tres días contemplábamos a Jesús adorado por los magos, y hoy ya adulto, contemplamos su bautismo a punto de comenzar su ministerio. Y es que la liturgia cristiana no narra una historia sino que celebra el misterio de Jesucristo.
Su bautismo también es manifestación, epifanía. Hoy Cristo es presentado. Nos lo presenta el Padre: “este es mi Hijo el amado, el predilecto”.
Pedro, en la segunda lectura, en casa de Cornelio, nos resume en una frase el estilo de vida de Jesús y la razón del mismo: “Ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, pasó haciendo el bien…porque Dios estaba con él”.
Isaías en la primera lectura nos hablará del Mesías como aquel” a quien el Espíritu de Dios impulsa a luchar por el derecho y la justicia”. Actuará con suavidad y con firmeza en su anuncio y misión de liberación “no gritará, no clamará, no voceará por las calles…el pabilo vacilante no lo apagará.”

Hoy le contemplamos en su comunión intima con el Padre por el don del Espíritu, el es el hijo de Dios, y vemos el estilo de su mesianismo. En la cola de los pecadores, se hunde en el agua del pecado y de la muerte y se levanta como Hijo de Dios a una vida nueva. Es lo mismo que ha hecho en la encarnación y que hará en la cruz-resurrección, bajar a lo más hondo para redimir desde lo más profundo a toda la realidad.

El bautismo en el Jordán nos recuerda el paso del mar Rojo, presentando a Jesús como el protagonista de un nuevo éxodo y evoca también el último escollo para que el pueblo de Israel, conducido por Josué, entre en la tierra prometida, la tierra que mana leche y miel.

Jesús es el hijo amado del Padre. Esta experiencia le llevará a abandonarse en las manos del Padre y a cumplir en todo su voluntad.
El nos libera del mal y del pecado, que generan esclavitud, y nos introducirá en la patria definitiva. Quienes hemos sido bautizados hemos sido incorporados a El: su camino, su estilo, su misión, su vida y su destino son los nuestros.

¿Cómo vivimos nuestra condición de bautizados?
También nosotros debemos tener una relación intensa con el Padre, sentirnos hijos y participar de la misión de Jesucristo: vivir haciendo el bien, valorar el derecho y la justicia, aliviar los corazones desgarrados, hacerlo con suavidad y firmeza.

Hoy es día de renovar nuestro bautismo y de vivir con gratitud nuestra condición de hijos de Dios con todas las consecuencias. Es mucho mas que una tradición el hecho de ser bautizados: participamos de la misma vida de Dio y de la misión de Jesucristo.


( 528 visualizaciones )
EPIFANIA DEL SEÑOR (6 de enero de 2011) 
lunes, enero 3, 2011, 08:35 AM - Comentarios a las Lecturas
EPIFANIA DEL SEÑOR (6 de enero de 2011)

En la Iglesia de Oriente y Occidente, el símbolo de esta fiesta es la luz.
La revelación definitiva de Dios en Jesucristo es descrita como el despuntar de la aurora en medio de la historia.
Cristo es la estrella radiante de la mañana que nos guía en la vida.
Esta celebración nos invita a contemplar en Jesucristo la gloria de Dios,
a profundizar en la fe y
a postrarnos en actitud de adoración ante Dios que nos salva.

1ª Lectura. Isaías 60, 1-6. La gloria del Señor amanece sobre ti

Salmo 71. Se postrarán ante ti, Señor, todos los reyes de la tierra.

2ª Lectura. Efesios 3, 2-6. Ahora ha sido revelado que también los gentiles son coherederos.

Evangelio. Mateo 2, 1-12. Venimos de Oriente para adorar al Rey.

“Queridos míos, celebremos con gozo espiritual el día de nuestras primicias, en que comenzó la salvación a los paganos.
La docilidad de los Magos a la estrella nos invita a imitar su obediencia, y a hacernos así, en la medida de nuestras posibilidades, servidores de esa gracia que llama a todos los hombres a Cristo.
Animados por este celo, debéis aplicaros, queridos míos, a seros útiles los unos a los otros, a fin de que brilléis como hijos de la luz en el Reino de Dios, al cual se llega gracias a la fe recta y a las buenas costumbres”.
Del tercer sermón sobre la Epifanía de San León Magno.

Estamos de fiesta. Es la Epifanía, la manifestación del Señor a todos los pueblos. El Nacimiento del Señor no fue para unos pocos, vino a ser la luz del mundo.

Es la fiesta de los Magos, de aquellos hombres que descubrieron en la noche una estrella que les manifestaba que había nacido alguien importante, y, con sus regalos, se pusieron en camino. Es un día de mucha alegría, de mucha ilusión especialmente para los niños, porque recordando al Niño y a los Magos, nos hacemos regalos, como expresión de afecto y signo de agradecimiento.

San Mateo, en el evangelio, nos relata una historia preciosa.
Su primera intención es presentarnos a Jesús, y lo hace con dos datos muy importantes en aquella cultura; nos dice de qué familia era, de la de David, y dónde había nacido, en Belén de Judea; familia y pueblo ilustres de donde esperaban viniera el Mesías.

Inmediatamente aparecen las dos actitudes posibles ante el Mesías: la acogida o el rechazo. A Jesús le acogieron, desde el silencio, José y María; con mucha generosidad los pastores y unos extranjeros de oriente, serían paganos, que guiados por una estrella, le ofrecieron sus presentes, oro, incienso y mirra, y se postraron ante Él.
El rechazo al Niño está representado por Jerusalén y el rey Herodes, los representantes oficiales del judaísmo, conocedores de las escrituras, que ni le reconocen ni se ponen en camino.

Una vez más, los sencillos y los que proceden del paganismo, saben descubrir la estrella y buscan la interpretación de la Escritura hasta que descubren al Señor.
Los magos son un ejemplo para los creyentes, porque son personas inquietas que buscan y saben mirar hacia arriba, descubrir la estrella en medio de la noche, ponerse en camino superando los obstáculos, ofrecer lo que son y lo que tienen y postrarse en adoración. En Jerusalén perdieron la estrella, pero ni se dejaron abatir por la oscuridad ni se dejaron deslumbrar por la luz de la comodidad y los atractivos de la vida; siguieron el camino con esfuerzo y esperanza.
“Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría”, la alegría de creer, de sentirnos siempre guiados por la luz que es Jesucristo.

¡Cuanta falta hace que el Señor brille en muchos corazones de hermanos nuestros que viven sumidos en el sin-sentido, en la incredulidad, en la desorientación, en el dolor! El Señor no nos libra de la cruz, pero nos da luz y fuerza para aceptarla y esperanza para seguir caminando.

No podemos perder de vista la “estrella”, la fe y el amor que nos lleva a Jesucristo. Pero además, debemos ser luz que ayude a otros a descubrir o a reencontrar, si lo han perdido, el camino que conduce al Señor y a postrarse ante Él, que es la actitud donde todo ser humano recupera su propia grandeza.


( 378 visualizaciones )
SEGUNDO DOMINGO DE NAVIDAD (2 de enero de 2011) 
domingo, enero 2, 2011, 08:18 AM - Comentarios a las Lecturas
DOMINGO SEGUNDO DESPUES DE NAVIDAD
(2 de enero de 2011)

1ª Lectura. Eclesiástico. 24,1-4.12-16.La sabiduría habita en medio del pueblo elegido.

Salmo 147. La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros.

2ª Lectura. Efesios 1, 3-6.15-18. Nos predestinó a ser hijos adoptivos suyos por Jesucristo.

Evangelio. Juan 1,1-18. La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros.

En la Navidad contemplamos a Dios en nuestra historia, no nos habla desde lejos sino que se hace nuestro compañero de camino, se hace hombre en Jesucristo.
Al ofrecernos la salvación, no nos saca de nuestro propio ambiente, nos salva como hombres y en nuestra historia; nos salva en Jesús. Él es el Dios de la historia, el Dios del mundo: la Palabra se hace carne, pone su tienda entre nosotros y nos acompaña en el camino de la vida mediante la luz y la vida que comunica.
Pero tenemos que aceptarlo, acogerlo y dejarnos transformar por Él .

En la primera lectura, la Sabiduría viene de Dios, tiene su morada en las alturas, sale de su trono y se establece en medio de su pueblo. Inspirándose en este pasaje, el prólogo del evangelio de Juan nos habla de la historia de la Palabra, que es Jesús antes de nacer de la Virgen María. Ya estaba junto a Dios, es Dios y viene a habitar entre nosotros para que le acojamos y lleguemos a ser de verdad hijos suyos.

Hoy debemos meditar cómo le acogemos.
En la biblia aparece una sucesión de encuentros y desencuentros entre Dios y las personas, como también ocurre en nuestra historia personal. La última baza de Dios, su Palabra más clara, más definitiva más convincente es Jesucristo.

Su persona es el lugar donde puede darse una comunicación verdadera entre Dios y la humanidad. El puede acercarnos al Padre, porque solo Él ha visto al Padre. El puede traducir el lenguaje de Dios a nuestro lenguaje y hacernos comprender sus palabras con las nuestras.

Jesús es una palabra clara sencilla y humilde, como contemplamos de su nacimiento a su muerte.
Es una palabra comprometida con los pobres, con los débiles, con la verdad, como vemos en su vida entregada.
Es una palabra directa, concreta, que interpela e invita al cambio y al seguimiento, ante quien no nos podemos situar en plan teórico o con condiciones, con una vida cristiana rutinaria y sin sentido.
Es una palabra que procede del amor y que hay que acoger en silencio con la mente y con el corazón, no de manera superficial, precipitada, inconsciente, que nos mueve a ser cristianos con pasión, con entrega y con generosidad.

Quien sabe acoger a Jesucristo sabrá situarse junto al hermano, escucharlo, comprenderlo y acogerlo.

Cuando acogemos al Señor, él vive en nosotros, nos transforma y hará que nuestras obras sean palabras convincentes que puedan ser instrumento y mediación, por la misericordia de Dios, de que otros hermanos puedan llegar al conocimiento de Jesucristo. En este tiempo de tanta increencia no podemos contentarnos con mantener unas costumbres, unas tradiciones, unos ritos, unas ideas…tenemos que presentar a Jesucristo encarnado en el compromiso de nuestra propia vida. Debemos ser testigos de lo que Él puede hacer en nosotros cuando nos conducimos desde su luz y vivimos su misma vida.

( 447 visualizaciones )

<< <Anterior | 67 | 68 | 69 | 70 | 71 | 72 | 73 | 74 | 75 | 76 | Siguiente> >>