Blog del párroco
DOMINGO 27º DEL TIEMPO ORDINARIO (3 de octubre) 
sábado, octubre 2, 2010, 11:14 AM - Comentarios a las Lecturas
DOMINGO 27º DEL TIEMPO ORDINARIO (3 de octubre)

1ª Lectura: Habacuc 1, 2-3; 2,2-4. El justo vivirá por su fe

Salmo 94: Escucharemos tu voz, Señor

2ª Lectura. 2ª a Timoteo 1, 6-8. 13-14. No tengáis miedo de dar la cara por nuestro Señor

Evangelio: Lucas 17, 5-10. ¡Si tuvierais fe…!

En el lenguaje bíblico la fe y el amor son una misma cosa. Solo entendemos la fe en clave de amor. Creemos a una persona cuando la amamos, y si nuestro amor es muy intenso y auténtico la confianza es total y absoluta. La falta de confianza ya indica que se esta faltando al amor.
Habacuc en la primera lectura nos dice que el silencio y la soledad, las pruebas y las desgracias solamente pueden afrontarse y superarse cuando hay mucho amor.”El justo vivirá por su fe”.
En el evangelio el Señor nos recuerda donde está la fortaleza del creyente: “si tuvierais fe…” No está en uno mismo, sino en la seguridad de que Dios no nos falla, en la fidelidad de Dios; ser conscientes de esta fidelidad, de este amor por parte de Dios, es lo que nos sostiene, es la fe que nos salva.
Jesús no nos pide que tengamos mucha fe, no se refiere a la cantidad (“como un grano de mostaza”), sino a que sea auténtica, de verdad. Y la fe de verdad es una acogida, sin peros ni condiciones, a la persona de Jesús como Hijo de Dios, a su evangelio como palabra de vida, al plan salvador del Padre…y que nos lleve a una verdadera conversión del corazón. Sin este cambio personal, lo que creemos que es fe solamente se queda en palabras. Sin embargo, hasta lo más trabajoso es posible y fácil si lo afrontamos con verdadera fe.
También se habla del servicio cristiano. Las palabras del Señor nos pueden resultar excesivamente exigentes, ya que nos presenta, como lo más normal, el que el criado esté permanentemente en situación de servicio, sin exigencias ni esperar agradecimientos extraordinarios. Es una llamada de atención a las formas de religiosidad en las que el creyente espera de Dios favores especiales como pago y agradecimiento. Esto se daba en el fariseísmo y se ha dado siempre.

El evangelio es claro: fe auténtica que suponga una conversión de vida, desde el ejemplo de Cristo, y que lleve al servicio generoso y desinteresado.
La Palabra de Dios, como siempre, nos llega a lo mas hondo del corazón. Frente a una situación de confianza en uno mismo y de seguridad únicamente en los propios planteamientos y medios, confianza en Dios y seguridad en su Palabra. Frente a una religiosidad de palabras, costumbres, devociones, búsquedas de seguridades tranquilizadoras…servicio desprendido, sacrificado, discreto y desinteresado. Es lo normal, y nosotros, sin Jesucristo, solamente somos siervos inútiles.
El autor de la 2ª a Timoteo nos invita a recuperar el amor primero “aviva el fuego de la gracia de Dios”. La vida cristiana necesita poner verdadera pasión en todo la que significa seguimiento, configuración y entrega a Cristo y por Cristo a los demás.


( 383 visualizaciones )
HA COMENZADO EL CURSO EN LA PARROQUIA 
miércoles, septiembre 29, 2010, 12:25 AM - Noticias
COMIENZA EL CURSO 2010-2011
Con el retiro espiritual del 28 de septiembre hemos comenzado el curso parroquial.

Hemos presentado el calendario 2010-2011 indicando las finalidades del mismo: informar de las actividades parroquiales para invitar a la participación, presentar los distintos servicios y horarios de la parroquia, ofrecer un instrumento que ayude a vivir el año litúrgico y ofrecer un medio de identificación y comunión parroquial.

La parroquia tiene unas carencias que no podemos olvidar: crear un grupo de formación, acogida y acompañamiento de jóvenes; facilitar algún movimiento que acompañe y ayude a los matrimonios y familias; crear un coro parroquial; prestar una mayor atención a los niños en una de las misas dominicales…y mejorar los grupos y actividades que estamos realizando.

Este curso tendremos como novedad la presentación del Itinerario de renovación diocesana, un proyecto ofrecido por el Sr. Arzobispo a toda la diócesis y que va dirigido a muchas personas que están cerca de nosotros y no han escuchado un primer anuncio de la fe y para muchos cristianos que practican ocasionalmente, pero que necesitan una nueva propuesta del evangelio. Este plan, para cuatro años, se iniciará el miércoles de ceniza.

Para la viña del Señor necesitamos cristianos laicos que sean buenos y entregados operarios para trabajar en la viña del Señor.

Es conveniente que en cada familia de la parroquia haya un calendario de curso para que se sigan las actividades.



( 364 visualizaciones )
CARITAS PARROQUIAL 
domingo, septiembre 26, 2010, 05:24 PM - Otros


GRUPO DE CARITAS PARROQUIAL


A nivel parroquial:
-Ayuda a familias necesitadas de la parroquia, económicamente y asesorando ante determinados problemas.
-Prepara las dos campañas extraordinarias: Navidad y Día Nacional de Caridad.
-Motiva a la comunidad parroquial, en momentos puntuales, al ejercicio de la caridad, como actividad esencial del cristiano.
-Ora por las familias que atiende, por los más necesitados y por las personas e instituciones que trabajan en el ejercicio de la caridad.
-Informa a la comunidad parroquial, a través de la cartelera, de las actividades y servicios que realiza y ofrece Caritas diocesana.
-Informa dónde se pueden hacer llegar ropa, juguetes u otros materiales utilizados por enfermos.

A nivel arciprestal:
-Colabora con las micro residencias arciprestales de la tercera edad (San Blas y San Martín)
-Colabora económicamente con otras caritas parroquiales (comedores, grupos de atención emigrantes…) arciprestales y diocesanas.
-Participa en las reuniones y proyectos del arciprestazgo.

A nivel de Iglesia universal
-Colabora puntualmente a través de misioneros/as vinculados a la comunidad parroquial y a la diócesis.
-Organiza campañas extraordinarias ante necesidades originadas por catástrofes imprevistas.

Se financia a través de donativos particulares y de las colectas de las campañas.



( 368 visualizaciones )
DOMINGO 26º DEL TIEMPO ORDINARIO 
sábado, septiembre 25, 2010, 03:43 PM - Comentarios a las Lecturas
DOMINGO 26º DEL TIEMPO ORDINARIO (26 de septiembre)

1ª Lectura: Amós 6,1ª.4-7: los disolutos encabezarán la cuerda de los cautivos.

Salmo 145: Alaba, alma mía, al Señor.

2ª Lectura: 1ª Timoteo 6, 11-16: Guarda el mandamiento hasta la manifestación del Señor.

Evangelio: Lucas 16, 19-31: Recibiste bienes y Lázaro males, por eso encuentra aquí consuelo mientras que tú padeces.

Las lecturas de este domingo nos siguen planteando el tema del domingo anterior. La semana pasada el Señor nos decía que no se puede servir a Dios y al dinero. Hoy vemos el peligro de vivir inmersos en un ambiente materialista, de riqueza y derroche.
Jesús nos recuerda el peligro que conlleva el mal uso de las riquezas: se nos puede endurecer el corazón hasta hacernos ciegos e insensibles ante la necesidad del hermano, hasta que veamos lógica y normal la situación de pobreza y sufrimiento que siguen padeciendo tantos Lazaros cercanos a nosotros.
El salmo, como tantas veces la palabra de Dios, nos recuerda quienes son los preferidos de Dios: los oprimidos, los hambrientos, los cautivos, los ciegos, los que se doblan, los huérfanos…Amos en la primera lectura afirma que los que viven en la opulencia no son capaces de ver mas allá de sí mismos, que el lujo no deja ver los desastres del pueblo.
En el evangelio vemos el abismo que puede mediar entre un rico y un pobre, en la vida y a los ojos de Dios. El Señor llama a los fariseos “amigos del dinero”; al pobre solo le sobran penurias y calamidades.
Cuando mueren los dos, sus destinos se intercambian: el pobre va al seno de Abraham y el rico es destinado al abismo.
El relato no intenta describirnos que es lo que hay mas allá, sino hablarnos de la justicia de Dios, quien no abandona a los que sufren, a los pobres y abandonados, dándoles todo lo que el mundo les niega, porque es misericordioso.
Las peticiones del rico a Abraham subrayan la responsabilidad de las acciones humanas (lo ya hecho es irreversible) y la importancia de escuchar la Palabra y dejarse interpelar y convertir por ella (“tienen a Moisés y a los profetas, que los escuchen”)
También en nuestro tiempo la preocupación por el propio bienestar puede ir unida a la despreocupación por la vida de los demás. Escuchamos la Palabra de Dios, que nos inquieta y nos interpela, pero que no termina de convertirnos (“si no escuchan a Moisés y a los profetas…”). Unido a la insensibilidad ante la palabra está la sordera y ceguera ante el escandaloso espectáculo de la pobreza en el mundo.
El seguimiento de Jesús nos pide no dejar que se endurezca nuestro corazón; que la búsqueda del bienestar, para nosotros y los nuestros, no nos cierre ante la compasión, afectiva y eficaz, que requieren nuestros hermanos.



( 375 visualizaciones )
CARTA A LOS NIÑOS DE LA CATEQUESIS Y A SUS PADRES Y FAMILIARES 
sábado, septiembre 25, 2010, 07:17 AM - Otros
CARTA A LOS NIÑOS Y A SUS PADRES Y FAMILIARES AL COMIENZO DEL CURSO DE CATECISMO PARROQUIAL

Queridos niños, padres y familiares:

Ante este nuevo curso, nosotros como muchas personas, también “queremos ver a Jesús”. Sabemos que vino a nuestro mundo y “acampó entre nosotros”, que a los que le conocieron les hizo “hijos de Dios” y les dio una forma nueva de vivir, les ayudó a hacer el bien y les enseñó el camino para ser felices; tenemos la certeza de que está en la Iglesia y se quedó en la Eucaristía. Ojala nos encontremos con él,“escuchemos su voz”, se quede con nosotros y nos considere de los suyos.

Para algunos de vosotros es el primer año de catequesis y estaréis un poco preocupados porque aún no nos conocéis. Para otros ya es el segundo o el tercer año y venís como a vuestra casa. Os ayudaremos en el camino de este encuentro con Jesús y vendréis muy contentos.

En la parroquia vais a descubrir muchas cosas: vais a conocer a otras personas y vais a encontraros con otra familia que es la Iglesia.
Esperamos que vengáis muy a gusto. En la capilla donde está Jesús en el sagrario rezaremos todos los martes y saludaremos a la Virgen María, la madre de Jesús, que desde el cielo se interesa mucho por nosotros, aprenderemos algunos cantos.

También os pediremos que estéis atentos en la catequesis y os aprendáis de memoria algunas cosas. Todo lo que aprendemos con cariño no se nos olvida nunca.

En vuestra casa os van a ayudar. Vuestros padres saben que ellos son necesarios, porque al ser los que mas os quieren son quienes mas os pueden enseñar. Esperamos que además de rezar por vosotros os acompañen en la oración. Que al mismo tiempo que os dan muy buen ejemplo os enseñen a distinguir el bien del mal y a elegir siempre el bien. Que os ayuden a aprender de memoria las preguntas del catecismo, ellos que quieren que sepáis tantas cosas y que vengáis juntos a la eucaristía del domingo.

Os esperamos con mucha ilusión y ya estamos rezando por vosotros.

Vuestros sacerdotes y catequistas.

( 360 visualizaciones )

<< <Anterior | 72 | 73 | 74 | 75 | 76 | 77 | 78 | 79 | 80 | 81 | Siguiente> >>